Saltar la navegación

Para saber más

La correcta gestión del tiempo depende de numerosos factores:

  • Factores culturales: es decir, estilos de trabajo, métodos, costumbres, etc., que responden a una concepción de la organización muy distanciada de la realidad vigente.
  • Factores de estructura y dinámica organizacional: sobre todo los relativos a la mala formulación de objetivos y la planificación defectuosa con asignaciones de tiempos y medios, en general, demasiado escasos.
  • Factores de comunicación: como los objetivos mal explicados o mal comprendidos, las contradicciones, el desorden informativo, el ruido, etc.
  • Factores de tarea: como la indefinición del puesto de trabajo, o la descoordinación entre tarea y puesto.
  • Factores centrados en los equipos humanos: como los jefes entrometidos, incoherentes, sin capacidad resolutiva, o los subordinados del mismo tipo, o desmotivados, etc.
  • Problemas de adecuación de la organización a su entorno.